Estrategia a largo plazo: combínala en tu día a dÍa

Estrategia a largo plazo: combínala en tu día a dÍa

La mítica pregunta que se les hace a las empresas y emprendedores es: ¿quieres miles de euros mañana o millones de euros en unos años? Parece absurdo pero no lo es, la gente lo quiere todo rápida y fácilmente, aunque el “premio” sea de menos valor. Y es por eso que hoy os queremos explicar cómo combinar las estrategias inmediatas con el marketing de largo plazo y cómo lo trabajamos en WanaClick, dando la máxima importancia a ambas estrategias.

En la época en la que vivimos, con tantas tecnologías, facilidad en la comunicación, herramientas, técnicas ya escritas y un largo etcétera de aplicaciones en el marketing para conseguir nuestros objetivos, cabe decir que existe mucha competencia, muchos perfiles en redes sociales que luchan por aparecer en el mismo puesto que tú, incluso vender el mismo producto o servicio al mismo público. Pero sobre todo, con una avalancha de información, imágenes y videos con los que si no destacamos, estamos desaparecidos. Aquí podemos ver lo que pasa en el mundo digital en solamente un minuto:

¿Cómo podemos salir ganando?

La respuesta está en todo lo que rodea la estrategia a largo plazo. La creatividad y originalidad en la línea comunicativa y la creación de una imagen de marca constante y creciente, Y para conseguir esto, un excelente branding, necesitamos innovar, necesitamos diferenciarnos, tanto en las campañas puntuales, como en el día a día de la empresa. Citando a Andy Stalman: “el nuevo mundo se rige por las ideas, por la creatividad y por la innovación”.

¿Y todo esto cómo lo hacemos?

En un mundo, y más concretamente un mercado, tan globalizado, debemos ser o aportar algo diferente al resto. ¿Y qué necesitamos para ello? ¡Creatividad! Podéis preguntaros para qué sirve y por qué es tan importante, la solución es muy simple: en una sociedad donde aparentemente tenemos de todo y todas las necesidades y deseos ya se satisfacen, necesitamos innovar y diferenciarnos para poder hacernos un hueco en el mercado, eso se consigue con la creatividad, la capacidad de crear como definición, el ponerte en la piel del público. No para venderles un producto si no para enamorarlos y fidelizarlos.

En entorno empresarial, para ello necesitamos romper la barrera de la tradición y la rutina, el “esto siempre se ha hecho así y funciona”, necesitamos cierta valentía y riesgo haciendo uso del testing A/B para validar las acciones que se realizan. Un propósito social con el que triunfar teniendo siempre en cuenta el marketing institucional, ¿para qué? Para no necesitar dar impulsos al público para conseguir ventas, un objetivo claro, pero muy difícil de conseguir.

Comparación de estrategias de corto y largo plazo

Antes de plantear estas comparaciones de estrategias de corto y largo plazo, queremos hacer hincapié de nuevo en que buscamos la perfecta y óptima combinación de ambas, en ningún momento substituir una por otra. Lo único que queremos enseñaros, es que no podemos dejar de lado el largo plazo por ganar dinero rápido, cuando queremos una empresa que, por tanto esfuerzo, nos dure toda la vida. Sin más dilación, veamos las comparativas.

  1. Push vs. Pull

Como introducción a las comparativas, comentaremos las dos principales estrategias que existen en la dirección de la comunicación con el marketing mix. Una estrategia push consiste en “ser omnipresente”: carteles publicitarios, publicidad online, contenido en las redes sociales y buscadores, locales bien situados… Y sobre todo, potenciar mucho la diferenciación o las características clave del producto o servicio frente a la competencia.

En cambio una estrategia pull, trata de, aunque más lentamente, hacer que el público sea quien nos busque a nosotros sin tanto avasallamiento informativo. Claramente esta metodología es mucho más lenta, pero infinitamente más potente, ya que crea una relación entre el público y la marca. No quita que se hagan acciones push para el mercado, pero si enamoramos al público, creamos un lifestyle o un propósito social, nuestro target pensará en nosotros como marca por encima de las características del producto o el precio, como en el caso de Apple.

  1. Precio vs. Producto

Aprovechando que hemos comentado los aspectos del precio y del producto en la estrategia de marketing, veamos las diferencias que aporta potenciar una cosa u otra. Si buscamos entrar al mercado por el precio, o bien podemos mantenerlo para siempre en la misma línea o habrá que subirlo y caer frente a toda la competencia que ha destacado por la calidad.

Por lo tanto, en relación al precio hay que elaborar un plan de posicionamiento en la mente del consumidor, para no caer en el largo plazo, no solamente utilizarlo para la entrada en el mercado. Ya que si tenemos un producto o servicio de bajo precio, el público lo asemeja a la mala calidad o mal servicio post compra. Así que indiferentemente del precio que escojamos, debemos trabajar la calidad del mismo y saberla comunicar, para prevenir todo lo que pueda venir en un futuro y las amenazas del mercado.

  1. Promoción vs. Branding

Como hemos comentado al principio, en el actual mundo digital recibimos infinitos impulsos en cada instante, pero asimilamos pocos y recordamos todavía menos. Sabiendo esto, ¿es más importante hacerle ofertas y enviarles estímulos a los clientes que hacer acciones de branding aunque no aporten ventas directas e inmediatas? La promoción de los productos y servicios es necesaria, pero no debe ser el pilar principal de la estrategia si queremos llegar al éxito.

Con las campañas puntuales, la publicidad, los descuentos y todo lo que podamos hacer para aumentar las ventas dentro de la promoción, debemos ser creativos. Aplicarles el toque de branding que enamora al usuario para no conseguir siempre ventas por instinto impulsivo, ¿si no a qué jugaremos en el futuro? Solamente venderemos con ofertas y no es lo que queremos. Por lo tanto el branding se debe trabajar cada día, para tener una fuerte imagen de marca y destacar en la mente del consumidor frente a las ofertas de la competencia.

  1. Marketing Directo vs. Co-creación

Este apartado también podríamos definirlo como un versus entre el outbound marketing y el inbound marketing. Se trata de la forma en la que nos acercamos a nuestros clientes y la dirección de ella, es decir, el marketing directo trata de vender únicamente un producto o servicio, hay muchas técnicas y vías para ello, muchas son muy eficaces pero, ¿quién no se cansa de recibir siempre la publicidad de las mismas empresas y del spam?

Entonces nos encontramos con que el mundo va cambiando, la forma de tratar e interactuar con el cliente es muy diferente a la de hace pocos años. Hay formas de comunicación mucho más lentas, pero si son acertadas y creativas, serás más fuertes y sobre todo, para siempre. La co-creación en todos sus niveles, es la manera de acércanos al público a preguntarle lo que quiere o bien, que ellos mismos nos aporten sus contenidos e ideas. De esta forma, en la mente del consumidor siempre estará la marca con la que se ha relacionado más estrechamente y no la que siempre le envía publicidad.

  1. SEM vs. SEO

Para acabar hablaremos de las dos técnicas que están más en auge y donde se ven claramente las diferencias entre el corto plazo y el largo plazo, y veremos porque es obligado combinarlas.

El SEM o cualquier publicidad online de pago por clic tratan de colocar un anuncio en el mejor segmento de público, con la mejor frase y/o imagen para conquistar al usuario y que entre en nuestra web. Si se trabaja bien, puede dar una rentabilidad muy buena para la empresa. Pero entramos en el mismo juego de antes, ¿solamente queremos vender pagando por ello?

Además, necesitamos algo detrás muy bueno para convertir, una vez hecho el click, luego aparece el diseño web, el contenido, el producto, el branding… Todo lo que hemos comentado del largo plazo, se esconde detrás del anuncio, ¡así que tocará pensar en ello!

¿Cuál es la diferencia principal del SEO? Sin tener en cuenta cómo se hace o de qué trata cada una de las técnicas, lo que ahora toca considerar es que aporta el SEO diferente al SEM. La respuesta es el largo plazo, en vez de pagar por vender en cada búsqueda, trabajándolo bien podremos tener visitas sin pagar directamente por ellas.

 

Con este ejemplo podemos destacar la importancia de combinar las estrategias a corto plazo o inmediatas, con toda la esencia que debe aflorar para conseguir un largo plazo estable y brillante. Trabajando en la rentabilidad de las acciones de publicidad y combinando el branding y la creatividad en el día a día para ser alguien en la mente de los consumidores.

En WanaClick siempre contemplamos todas las piezas del puzzle para encajarlas y poder hacer crecer con estabilidad a nuestros clientes y por ello, tenemos especialistas en todas las técnicas que hemos visto. Si queréis saber cómo podéis trabajar un caso concreto, ¡hablamos!

No Comments

Post A Comment